Consejos para cuidar la ropa de invierno

La ropa de invierno requiere mayor atención por su variedad y complejidad de materiales y texturas, sin embargo, a la hora de cuidarla es normal que se cometan una serie de errores que son fáciles de corregir y de evitar de cara a que tu ropa dure más.
Para que puedas aumentar la vida de tus prendas invernales todo lo que puedas te traemos una guía para lavar, cuidar y guardar algunos de las telas y materiales más utilizadas en invierno.

Terciopelo

El terciopelo es un tejido de pelo corto muy utilizado en invierno que se caracteriza por su suavidad y densidad. Es de tacto sedoso y puede obtenerse de cualquier tipo de fibra natural: lana, seda, algodón o lino. Y más recientemente también se han desarrollado de fibras sintéticas como acetato, poliéster o nylon.

- Con este material hay que leer siempre las etiquetas de lavado ya que algunas prendas pueden lavarse en lavadora y otras no.
- Es recomendable lavarlo en seco, aunque en la etiqueta ponga que se puede lavar en máquina.
- No planches el terciopelo. La plancha clásica podría dañarlo, lo adecuado para eliminar arrugas es utilizar un vaporizador sobre la prenda dada la vuelta.
- Para eliminar manchas puedes utilizar una esponja ligeramente húmeda o con unas gotas de alcohol y darle cuidadosamente donde se encuentra la mancha. Si fuese de grasa y la has detectado rápido puedes usar polvos de talco que absorberán la mancha por completo.

Lo más seguro para que la prenda de terciopelo se mantenga en óptimas condiciones es llevarla a un establecimiento especializado donde se puede realizar una limpieza química en seco.

Cachemira

Esta fibra es una de las más valoradas y exclusivas del mundo, es suave ligera y permite que te calientes con pocas prendas.

- Este material también es muy delicado por lo que lo mejor es lavarlo a mano con agua fría (sin superar nunca los 20 ºC) y sin usar suavizantes.
- Después de lavarlo para que se seque extiéndelo sobre una toalla, no lo cuelgues que corre el riesgo de deformarse.
- Evita colgarlo en las perchas ya que por su propio peso puede perder la forma. Una buena manera de doblarlos es siguiendo la conocida técnica de Marie Kondo.
- Antes de guardar la prenda asegúrate de que está bien seca ya que las polillas adoran el cachemir y métela en una bolsa cerrada.

Lana

La lana es una fibra animal gruesa, flexible y elástica que retiene el calor muy bien, este tejido funciona como aislante gracias a su capacidad para mantener el calor que desprendemos y no se arruga prácticamente ya que vuelve a su forma inicial gracias a su gran elasticidad.

- Cuanto menos lavemos las prendas de lana menos se desgastarán, para evitar tener que lavarlas frecuentemente es aconsejable con los jerséis por ejemplo usar debajo una camiseta fina que evite el contacto directo con la piel y prevenir así que pueda absorber restos de aceites, sudor, desodorantes o cualquier otra cosa que tengamos en la piel.
- No usar temperaturas elevadas en su proceso de lavado ni productos a base de cloro.
- No uses agua hirviendo ni cloro con las prendas de lana, el agua no debe de sobrepasar los 30 ºC.
- Nunca metas la lana a la secadora, para secarla es mejor hacerlo en posición horizontal para que la tela vuelva a su posición original (para que no se dé de sí).

Cuero

El cuero es un material muy utilizado en algunas prendas como chaquetas, cazadoras, faldas o pantalones. Es sofisticado y elegante, pero puede agrietarse con cierta facilidad. Para evitarlo y alargar su vida útil tenemos que cuidar bien las prendas.

- Si la quieres lavar debes hacerlo a mano (con cuidado), con agua tibia y un jabón suave.
- Antes debemos intentar quitar las manchas que pueda tener con un paño húmedo o un limpiador especial para cuero. Siempre ten en cuenta que el material del utensilio que uses para frotar con cuidado no sea dañino para el material o podrías acabar rayando el cuero.
- Si no puedes eliminar las manchas también puedes llevarla a un establecimiento profesional de limpieza de ropa. Allí el equipo podrá ayudarte a recuperar la vida de tu prenda con productos y técnicas especiales.

¿Te han servido de algo estas sencillas pautas para cuidar tu ropa de invierno? Desde Lavado de Textiles queremos que puedas disfrutar de todas tus prendas el máximo tiempo y por eso te ofrecemos los mejores consejos de parte de un equipo de profesionales de las lavanderías industriales.