Lavar la ropa y proteger el medio ambiente

lavado ecológico

Hacer la colada es una de las tareas de las que nadie nos libramos. Muchas veces no le prestamos siquiera atención y nos limitamos a ponernos el piloto automático, echar la ropa a la lavadora, poner el detergente, el ciclo de lavado y le damos a iniciar.

Esto no estaría mal si adoptáramos también algunos hábitos que ayudaran a la conservación de la naturaleza puesto que en el proceso de lavado se hace uso de un coste energético importante (luz y agua) y se utilizan productos químicos (detergentes, suavizantes, descalcificadores, etc) que, en la mayoría de los casos no son beneficiosos para el medio ambiente.

A continuación, queremos ofreceros algunas propuestas para que en cada uno de vuestros lavados podáis aportar también vuestro granito de arena a la mejora de nuestro entorno.

Cambia de detergente

Algo que no falta en ninguna lavadora es el detergente. En el mercado existe una variedad enorme de estos productos para la limpieza de la ropa. Solemos dejarnos llevar por su aroma y por sus buenos resultados en el lavado como que, por ejemplo, quiten las manchas a la primera o dejen los colores tal cual eran cuando compramos la prenda.

El problema de la mayoría de los detergentes es que en su composición incluyen elementos químicos que no solo perjudican al medio ambiente, si no que también, a la larga, pueden estropear la ropa y, en algunas ocasiones, provocarnos alergias.

Todos conocemos el jabón de Marsella pero, ¿quién ha oído hablar del jabón de Castilla?, pues se trata de un jabón elaborado con aceite de oliva. Si lo utilizamos junto con percarbonato, conseguiremos que la ropa, además de limpia, mejore su blancura.

Del mismo modo, el jabón de Marsella o el conocido como Lagarto, también son una buena opción ecológica para hacer la colada.

En estos tres casos se tratan de jabones en pastilla que deberemos rallar para añadir las virutas resultantes en la lavadora.

Suavizante casero

Si bien es cierto que nos gusta que la ropa esté limpia necesitamos sentir que huele bien para de verdad tener la sensación de que hemos lavado la ropa.

Los suavizantes que se venden en cualquier establecimiento, incluyen, como los detergentes, componentes químicos que no casan con la protección de la naturaleza. Por eso, os proponemos que creéis vuestro propio suavizante.

La unión de vinagre de manzana y aceites esenciales es una de las mejores opciones para obtener un suavizante ecológico.

¿La mezcla?, sería 250 ml de vinagre y unas 15-20 gotas del aceite esencial que más os guste.

La unión de un detergente y un suavizante ecológico no solo ayudará al medio ambiente, sino que evitará el deterioro prematuro de vuestra lavadora puesto que no se quedarán residuos químicos en sus conductos.

Del mismo modo, vuestra ropa también sobrevivirá mejor al paso del tiempo ya que en cada lavado estaréis evitando que se adhieran a sus tejidos los componentes químicos con los que la laváis.

En Lavado de Textiles trabajamos con detergentes biodegradables para contribuir, desde nuestras instalaciones, a la conservación de nuestro planeta. Si eres una empresa que también apuesta por el medio ambiente y necesitas de un servicio de lavandería industrial, no dudes en contactar con el equipo de Lavado de Textiles para hacerte un presupuesto a la medida.