La plataforma Airbnb también para hoteles

Elegir hotel con Airbnb

Airbnb comenzó en 2008 siendo una alternativa para encontrar alojamiento al margen de hoteles, hostales o pensiones y, la idea de alojar temporalmente a huéspedes en viviendas privadas ha ido creciendo con el tiempo.

Alojamientos turísticos que permiten ganar un dinero extra a quien cede parte de su espacio a viajeros que desean conocer la ciudad o necesitan hospedarse por un tiempo limitado por alguna otra razón.

Airbnb es, para quienes no la conocen, una plataforma que une “necesidades”. Por un lado, los huéspedes y, por otro, los anfitriones. Los primeros buscan alojamiento y los segundos se lo ofrecen por un precio más asequible que las estancias en hoteles. Se trata de la nueva filosofía de economía colaborativa como la de las plataformas Blablacar o Amovens pero enfocada al alojamiento.

Quién presta su espacio de manera temporal puede limitar las zonas que serán comunes o no; no es obligatorio compartir el domicilio entero, es decir, se puede compartir una o varias habitaciones, un baño, la cocina, etc.

El huésped busca la vivienda que quiere alquilar en la web de Airbnb, filtrando los datos que más desee: precio, wi-fi, aire acondicionado, etc. y, una vez elegido el que más le convenga puede reservarlo desde el mismo portal.

La mecánica es prácticamente idéntica a la reserva que se realiza con un hotel solo con la diferencia que se trata entre particulares.

Los hoteles forman parte de Airbnb

Actualmente, Airbnb, ha firmado un acuerdo con Site Minder, ya que no quiere dejar de lado el sector hotelero, un sector que ha sido muy crítico con esta plataforma por considerar que estaba invadiendo su actividad, para ofrecerles la posibilidad de mostrarse en su plataforma y ser una alternativa más al resto de los alojamientos turísticos que ofrecen en su web.

Según algunos datos, Airbnb cobrará una tarifa a los hoteles o proveedores de alojamiento de un 3-5% una cifra inferior a la que cobran plataformas como Expedia o Booking.

Como veis, el mundo online y la globalización, están cambiado los modelos tradicionales de viajar y de alojarse, ¿la ventaja?, que hay más ofertas en donde elegir.
Si eres de los que no han renunciado nunca a hospedarse en un hotel ahora tendrás la oportunidad de seguir utilizándolos con la ventaja de que, con Airbnb, tal vez, los podrás encontrar a mejores precios.