Cómo lavar la ropa según el tipo de tejido

Consejos para el lavado de las prendas

Para saber cómo lavar con seguridad cada tejido es imprescindible leer la etiqueta de lavado que lleva cada prenda ya que dependiendo del tipo de tejido pondrá unas especificaciones u otras. Por otro lado cada material se caracteriza por un tipo general de lavado, donde todas las prendas con el mismo tejido se lavan igual.

Desde Lavado de Textiles os vamos a dar algunos consejos de lavado para los tejidos más comunes.

          Para la lana el lavado debe ser un lavado de agua fría, esto hará que la prenda no encoja, ya que es un tejido natural. Este tipo de material se puede lavar en lavadora, pero siempre en un programa especial para que la prenda no se estropee. Además se debe utilizar tipos de suavizantes y jabones especiales para éste tipo de material. Un dato muy importante es que las prendas de lana no deben tenderse ya que cuando están mojadas pesan mucho y la prenda puede deformarse, el mejor secado seria tender la prenda en un toalla para que esta absorba el agua.
          El algodón es un tejido muy resistente que admite tanto lavado manual como lavado en máquina, el único inconveniente es que si la temperatura del agua es muy elevada la prenda puede encoger o incluso perder color. Cuando la prenda de algodón es nueva y contiene muchos colores es necesario lavarla sola debido a que suele perder un poco de color en el primer lavado, también se recomienda que el planchado sea con mucho vapor ya que ésto facilita el acabado final y hará que la prenda no se estropee.
          El lino es un material parecido al algodón ya que puede lavarse a mano o en máquina. Pero se debe llevar cuidado al plancharlo ya que es un tejido delicado. Lo mejor plancharlo cuando la prenda esté aún un poco húmeda para que no se reseque demasiado.
          El tejido acrílico es el que suele lavarse con más frecuencia debido a la impregnación de diferentes olores. Puede lavarse en máquina y a mano, a una temperatura no superior a 35º. Otro aspecto a destacar es el del secado ya que puede secarse en secadora. También puede plancharse, pero siempre llevando cuidado con la temperatura ya que una temperatura muy elevada podría romper el tejido.
          La pana es también un tejido parecido al algodón y por ello su tratamiento debe ser igual a excepción de que la pana debe lavarse por la cara inversa para no perder el pelillo.
          La seda es un tejido muy delicado, tiende a estropearse con facilidad si no se cuida adecuadamente. Para la seda es mejor el lavado en seco, ya que el detergente y los suavizantes tienden a dañar la prenda. Además el secado debe ser alejado del sol y colgado en una percha. En caso de necesitar plancha el tejido debe estar húmedo y plancharse con mucho cuidado.
          El poliéster o nylon son prendas sintéticas muy resistentes, su lavado puede ser a máquina o a mano y siempre a temperatura tibia y en caso de necesitar planchado debe realizarse a baja temperatura, ya que una temperatura muy alta puede dañar el tejido.

Como véis son unos sencillos consejos que facilitarán la limpieza y también la conservación de las prendas por mucho más tiempo. En Lavado de Textiles llevamos años trabajando en la limpieza y cuidado de prendas relacionadas con el sector hotelero, restauración y hospitalario. Si necesitáis de nuestros servicios estaremos encantados de ayudaros.